INSPIRACIÓN

Consejos para aprovechar las Rebajas

Haz una lista de lo que necesitas antes de empezar a comprar.

Establece un presupuesto de lo que piensas gastarte y respétalo.

Compara precios antes de comprar.

Sal de rebajas con una persona ahorradora que te pueda dar consejos inteligentes.

Lleva una relación de lo que vas gastando.

No sucumbas a las compras impulsivas. Toma distancia y compra conscientemente.

Invierte en productos de calidad (o te acabará saliendo caro).

Verifica siempre el precio antes de pagar. Podrías estar equivocado.

CIBER SEGURIDAD: Si tu compra la vas a realizar por Internet, expertos de Kaspersky recomiendan siempre: comprobar la legitimidad de la tienda, tener cuidado con el phishing (el envío de mensajes a través de email o SMS) y completar las compras a través de métodos de pago seguros.

Conoce tus derechos como comprador

Las normas establecen que los productos deben haber formado parte de la oferta habitual del establecimiento durante al menos, un mes.

Los objetos deben mostrar, junto al rebajado, su precio original, o bien indicar de forma clara el porcentaje de la rebaja.

La calidad de los productos rebajados no puede diferenciarse en nada de la que tenían antes de estar rebajados.

La garantía y el servicio postventa es igual, independientemente de que compres el producto durante las rebajas o fuera de ese periodo.

En caso de que se establezcan condiciones especiales para el periodo de rebajas (limitaciones en el medio de pago o en las devoluciones), los establecimientos están obligados a indicarlo expresamente.

Conserva el tique, que es indispensable para cualquier posible reclamación, cambio, devolución etc.

Si el producto está en perfecto estado, el establecimiento no está obligado a cambiarlo (salvo si así lo anuncia o publicita expresamente), aunque la mayoría de los comercios lo hacen, pues es una buena práctica comercial. En cualquier caso, no tienen por qué devolverte el dinero: pueden cambiarlo también por otro artículo o un vale.

En las compras online, el consumidor está especialmente protegido: tienes 14 días naturales para devolver tu compra si no te convence.

Evita caer en la trampa del consumo excesivo: aprovecha para equiparte tú, equipar a tu familia o tu hogar con mejores precios sin dejarte llevar por compras impulsivas.